miércoles, 26 de agosto de 2015

Medidas Cautelares en los Procesos Declarativos Civiles


El articulo 590 del Código General del Proceso, Ley 1564 de 2012, derogo el articulo 690 del código de procedimiento civil, el cual reglamenta las medidas cautelares en los proceso declarativos, incorporando como novedad las "medidas innominadas".

En estos procesos por tratarse de derechos inciertos y discutibles, derechos que se reclaman en las pretensiones de la demanda, el legislativo adopto para estas medidas cautelares un campo de acción más restrictivo para estos procesos declarativos que el permitido para los procesos ejecutivos, pero con la ley 1395 de 2010 y posterior Ley 1564 de 2012, algunas controversias que no eran susceptibles de medidas cautelares en el momento de presentar la demanda, ya hoy en día es procedente su admisión, como en las siguientes controversias:

1. Reclamación de perjuicios por intervenciones quirúrgicas.
2. Accidentes de transito.
3. Daños ocasionados producto de obras o construcciones.
4. Resolución de un contrato.
5. Por responsabilidad civil contractual o extracontractual.

De acuerdo con lo anterior, estas medidas son viables siempre y cuando se inscriba la demanda sobre los bienes de propiedad del demandado, con la posibilidad de una cautela innominada, reforma que parece acertada con un buen régimen de caución, cuyo fin lograr una tutela judicial efectiva.

Admisibilidad de la demanda

Con la presentación de la demanda, se solicita la medida cautelar en los casos que permita la Ley, el Juez Civil no puede rechazar, ni inadmitir la demanda por no haber agotado la conciliación, como requisito de procedibilidad, así quedo dispuesto en el articulo 590 de la Ley 1564  de 2012: 

"En todo proceso y ante cualquier jurisdicción, cuando se solicite la práctica de medidas cautelares se podrá acudir directamente al juez, sin necesidad de agotar la conciliación prejudicial como requisito de procedibilidad ".

La nueva normativa deroga los procedimientos ordinarios y abreviados para los procesos declarativos, que con la ley 690 de 2001, se les exigía para estos procesos intentar primero la conciliación prejudicial so pena de rechazar de plano la demanda, esto quedo derogado por el articulo 621 del C.G.P., que modifica el articulo 38 de la ley 690 de 2001.

El código general del proceso adopta una regulación cautelar generosa, ahora parecer ser, que las probabilidades en que se presente una demanda declarativa sin medida cautelar, son mínimas, Así lo expreso el procesalista Jorge Forero Silva, en su libro "Medidas Cautelares en el Código general del proceso", pag. 20.

"Como el Código General del Proceso adopta un régimen cautelar amplio, las eventualidades en que se presente una demanda declarativa sin medida cautelar son escasas, en cuyo caso no habrá lugar a rechazar de plano la demanda...".

De lo anterior, aplicando la regla de la sana critica del abogado litigante, como dejar de interponer una demanda declarativa ante juez civil sin medida cautelar en la presentación de la demanda, si en con la labor anterior investigativa, el futuro demandado tiene bienes inmuebles adscritos a titulo de propietario, seria algo ilógico, si las expectativas tienen un porcentaje alto de ganar el negocio jurídico. 

Fuentes en la ley:
Ley 1465 de 2012
Ley 690 de 2001.

Fuente en la doctrina:
Jorge Hernando Forero Silva. Medidas Cautelares en el Código general del Proceso. Bógota: Pontificia Universidad Javeriana: Editorial Temis, 2013. (Colección profesores; No.65).