lunes, 21 de diciembre de 2015

Curador ad litem. Nuevo abogado de oficio gratuito




El curador ad litem es aquel abogado designado de oficio por la justicia, para que asuma la defensa técnica del demandado ausente, cuando este no se logre localizar o que por diversas razones no pueda presentarse y defenderse en el proceso.

La nueva normativa del Código General del Proceso, Ley 1564 de 2012, dispuso en el TITULO V, AUXILIARES DE LA JUSTICIA, Num. 7, Articulo 48, la novedad o particularidad concerniente a la designación del "Curador ad litem", abogado que se nombrara de oficio sin contraprestación pecuniaria por sus servicios, esto quiere decir que debe realizar su labor designada gratuitamente sin reparos, sin mediar ningún tipo de contratación, la designación se hace forzosa y de carácter obligatoria, so pena de sanción disciplinaria pero, para que dicha designación NO se produzca, concretamente el Abogado debe acreditar dos situaciones:

1. Debe acreditar que NO se encuentra activo o en ejercicio de la abogacía.
2. Debe acreditar sobrecarga laboral, que se encuentra actuando como abogado de oficio en más de cinco (5) procesos). 

La expresión "quien desempeñará el cargo en forma gratuita como defensor de oficio", del numeral 7 citado, fue demandado parcialmente por inconstitucional, (Sentencia C-083/14), por violentar el derecho a la igualdad y al trabajo. La igualdad, por cuanto pone en desventaja el curador ad litem con los demás auxiliares de la justicia (secuestres, partidores, liquidadores, síndicos, intérpretes, traductores), puesto que estos si generan honorarios por los servicios prestados, lo que configura una desigualdad irrazonable, pues el trato no debe ser diferente con los demás auxiliares.

Ahora violenta el derecho al trabajo, puesto que según el principio laboral, "a trabajo igual salario igual", se esta obligando al abogado a ejercer un trabajo que por ley merece remuneración, restringiendo o limitando el derecho constitucional al trabajo. Concluyendo  el demandante que el legislador violo el derecho fundamental tan significativo como la igualdad en consonancia con el derecho al trabajo por disponer en la norma un trato desigual o desproporcionado.

La Corte concluye declarando la exequibilidad, en el sentido, que si bien es cierto es un trato diferente, se funda en un criterio objetivo y razonable, ya que deacuerdo con el test de razonabilidad, el fin de lo dispuesto en la norma es legitimo, pues asegura el goze efectivo del acceso a la justicia, porque se logro por un medio que fue legal y no prohibido y que es adecuado para poder alcanzarlo. La medida o la carga es proporcionada, puesto que esta disposición desarrolla el principio del deber de solidaridad, instituido en la función social que debe ejercer el abogado, colaborar con la causa, garantizar de oficio cuando se le requiera, con el derecho al acceso a la justicia cuando por ciertas situaciones ajenas a la administración de justicia sea obstaculizada.

Conclusión: Cuestionable la expresión acusada, pues al demandante le asiste razón como también a la corte Constitucional con los argumentos que se expusieron, lo fundamental a destacar en esta sentencia como en la mayoría de estos problemas jurídicos que se caracterizan porque se pone en la balanza derechos fundamentales de una parte y de otra, igual de importantes para cada una que los reclama, es el ejercicio  que debe realizar el Abogado como lo hizo la Corte Constitucional al ponderar derechos, aplicar el criterio de ponderación para llegar a la interpretación del derecho que debe sopesar sobre el otro, ya que se debe tomar una decisión y la balanza debe inclinarse sobre el derecho que debe prevalecer, como en su defecto lo hizo la Corte, al prevalecer el derecho de solidaridad en este caso en concreto sobre el derecho a la igualdad y al trabajo.

JAIRO PARRA QUIJANO

JAIRO PARRA QUIJANO
Jurista y Procesalista Colombiano. Miembro y actual presidente del Instituto Colombiano de Derecho Procesal. Abogado de la universidad libre de Colombia, de la cual fue Rector. Ex presidente del Instituto Iberoamericano de Derecho Procesal. Miembro de la Academia Colombiana de Jurisprudencia, de la Asociación Mundial de Derecho Procesal, de los Institutos Panamericano, Iberoamericano y Colombiano de Derecho Procesal. Profesor Universitario; conferencista en congresos nacionales e internacionales en Derecho Procesal; reconocido tratadista. Entre sus obras publicadas encontramos: - Tratado de la Prueba Judicial - Manual de Derecho Probatorio - El tercero en el Proceso Civil - Racionalidad e ideología de las pruebas de oficio, entre otros temas.

Ramiro Bejarano Guzmán

Ramiro Bejarano Guzmán
Abogado de la Universidad Externado de Colombia, especializado en Derecho Privado en la misma Universidad, adelantó estudios en la Universidad La Sorbona de Paris (Francia). Es Profesor Emérito de la Universidad Externado de Colombia, Director del Departamento de Derecho Procesal de la Universidad Externado de Colombia y docente en la áreas de Derecho Procesal y Bienes. También es Profesor de Derecho Procesal de la Facultad de Derecho de la Universidad de Los Andes y Ex - Profesor de la Universidad Libre, Universidad La Gran Colombia, Colegio Mayor del Rosario, y de la Universidad Central. Es Miembro de los Institutos Colombiano e Iberoamericano de Derecho Procesal, y es Miembro Correspondiente de la Academia Colombiana de Jurisprudencia. Se encuentra inscrito como Arbitro de las listas de los Centros de Arbitraje y Conciliación de las Cámaras de Comercio de Bogotá y Cali. Es Autor de Varios Libros, siendo el último de ellos “Los Procesos Declarativos”, Civiles Agrarios de Familia, Arbitramento. Cuarta Edicion, Editorial Temis, 2008. Es abogado litigante y columnista de “El Espectador” y “El Pais”.